El porcentaje de rebote es una de las métricas más útiles que posee Google Analytics. El mismo indica el porcentaje de usuarios que ingresaron a tu sitio, no interactuaron con el mismo* y lo abandonaron. Esta métrica sirve para detectar tanto problemas de implementación o comunicación, como así también oportunidades de mejora.
¿Cuál es un porcentaje de rebote «normal»?
La respuesta es la siguiente: cada página y cada sitio son un mundo aparte, imposible de comparar. Lo importante es ver cómo impactan los cambios que hacemos en nuestro sitio en esta métrica. Por ejemplo, si cambiamos el diseño o el precio, ¿sube o baja esta métrica?
El porcentaje de rebote depende de lo que llamamos la «Santísima Trinidad de la Comunicación» del usuario:

  • DE DÓNDE viene

¿La visita viene desde Facebook, Google, un e-mail u otra fuente?

  • CÓMO la obtuvimos

¿Fue mediante un anuncio de texto, un resultado de búsqueda, un banner o qué tipo de comunicación? ¿Qué le «prometimos» en la misma?

  • QUÉ se encontró

¿La página de destino es un reflejo de las expectativas del usuario? ¿En qué coincide? ¿En qué difiere?
Cualquier error de comunicación entre cualquiera de estas tres partes se verán influidas en el porcentaje de rebote. Lo importante es realizar pruebas para mejorar la experiencia del usuario.
En términos generales (hay excepciones), podemos decir que una disminución del porcentaje de rebote es algo positivo para una página, ya que implica que los usuarios están interactuando más con la misma.

*No interactuaron de ninguna manera que la implementación de Analytics esté armada para medir. Esta configuración se puede modificar.

Porcentaje de Rebote