Desde el 30 de julio, debido al lanzamiento de Chrome 76, el navegador Google Chrome sufrirá modificaciones en su modo incógnito. Este modo permite navegar en sitios sin que Google Chrome recuerde la actividad de navegación ni guarde las cookies y, así, los sitios no pueden trackear a los usuarios a lo largo de las diferentes sesiones. Es decir, en modo incógnito, no se puede saber si un usuario que volvió al sitio es el mismo que había ingresado antes. Sin embargo, a pesar de eliminar las cookies al salir del modo incógnito, actualmente los sitios pueden identificar si el usuario se encuentra navegando en dicho modo. A partir del 30 de julio, con la nueva versión de Chrome, ya no se podrá saber si los usuarios se encuentran en modo incógnito.

¿Cuál es la situación actualmente?

Debido a la existencia de una especie de “laguna” o “vacío” en el funcionamiento del modo incógnito, hoy en día los sitios tienen herramientas para identificar si el usuario que está navegando lo hace bajo este modo. En concreto, en el modo incógnito de Chrome se deshabilita el Chrome’s FileSystem API para que no se guarde la actividad del usuario. Lo que hacen muchos sitios es verificar la disponibilidad de la FileSystem API y, en caso de recibir un error, pueden deducir que el usuario se encuentra navegando en modo incógnito.

Este método es muy común en el mundo de los publishers que cuentan con un paywall que le aparece al usuario luego de haber leído cierta cantidad de artículos. De esta forma, los publishers identifican si el usuario está navegando en modo incógnito para evitar la elusión de dicho paywall.

Mencionando un caso conocido, el New York Times identifica si el usuario está en modo incógnito para limitar la cantidad de artículos que puede leer y mostrarle el paywall de suscripción. Hay otros sitios que también utilizan el seguimiento a través de cookies para identificar el comportamiento de usuario y modificar la experiencia que se puede tener en el sitio.

¿Cuál es el cambio que introduce Chrome 76?

Desde el 30 de julio, Google Chrome va a realizar cambios para solucionar este vacío, ya que considera que el modo incógnito tiene que poder cumplir con algunos principios de privacidad más rigurosos.

Con este último lanzamiento, Chrome va a resolver este problema para que no puedan identificarse a los usuarios que deciden navegar en modo incógnito. Tal vez sea posible encontrar nuevas formas para detectar a los usuarios que utilicen este modo, pero parece que la decisión es realizar las modificaciones necesarias para lograr mayores niveles de privacidad al momento de navegar en internet. Hay que tener en cuenta que el impacto en determinados sitios puede ser grande, ya que Chrome es el navegador más utilizado del mundo, con casi un 64 por ciento del mercado, según StatCounter.

Podés encontrar más información en este artículo: https://www.blog.google/outreach-initiatives/google-news-initiative/protecting-private-browsing-chrome/amp/

Daniel Dveksler
Analytics Consultant