En Digodat, nos tomamos muy en serio los cambios de comportamiento de los usuarios. Ver qué es lo que hacen en un período determinado es valioso, nos da una foto del negocio; pero comparar los períodos nos da una película. En ese sentido, las fluctuaciones que ocurren entre uno y otro tienen que poder explicarse de alguna manera lógica.
En ese marco fue que concurrimos a nuestra habitual reunión semanal con Baires Apartments, un sitio muy recomendable de alquiler de departamentos de la ciudad de Buenos Aires. Revisando las páginas más vistas de un período, al cliente le llamó muchísimo la atención de una página en particular del Top 10:

Screen Shot 2015-12-18 at 15.31.10
Por lo general, las primeras posiciones de las páginas más vistas de cualquier sitio que cuenta con un sistema de navegación interna entre sus productos siempre es ocupada por páginas agrupadoras de los mismos: la home, las comparaciones, las categorías, etc. Sin embargo, en este caso nos encontramos con que el puesto número 8 pasó a ser ocupado por un departamento específico: Juncal & Uruguay. Para comprender mejor de qué URL estábamos hablando, ingresamos a la misma:
Screen Shot 2015-12-18 at 15.53.29

Extrañados, comenzamos a cruzar la información de acceso al departamento. Lo primero que descubrimos es que los usuarios no llegaban al mismo navegando internamente en el sitio, sino que lo hacían directamente desde buscadores como Google (principalmente), Yahoo y Bing. Efectuamos la búsqueda para ver cómo aparecíamos, y efectivamente esta URL estaba en la primera posición:

Screen Shot 2015-12-18 at 15.16.04
Ya contentos con haber descubierto que las visitas venían desde Google orgánicas y nos encontrábamos primeros, dimos por concluido el análisis, cobramos nuestra tarifa usual por el servicio y nos fuimos a nuestra siguiente reunión.

¡MOMENTO!

Eso no fue lo que ocurrió. La primera pregunta nos llevó a una primera respuesta, pero ahora esta nos llevaba a la segunda pregunta: ¿por qué durante los últimos 30 días esta búsqueda pasó a ser tan popular? ¿La gente comenzó a buscar más «Juncal y Uruguay» por arte de magia?
Desde Digodat, nos decidimos a hilar más fino. Lo siguiente que descubrimos es que la búsqueda no había pasado a ser popular, sino que solamente había tenido un incremento temporal durante 4 días, cuyo pico máximo se encontraba el 9 de diciembre.

Screen Shot 2015-12-18 at 15.31.42
¡Qué raro! ¿no? ¿Qué puede haber pasado por esas fechas? ¿Habrá salido alguna golosina llamada «Juncal y Uruguay» que la gente está buscando? ¿Por qué luego el tráfico bajó nuevamente? ¿Habrá ocurrido algún evento famoso en ese lugar? ¿Estará embrujado el departamento? ¿Habrá sido magia?
Convencidos de que debía haber alguna explicación, nos pusimos a pensar. ¿Habrá tenido que ver con la coyuntura? Nos dimos cuenta de un detalle: el 10 de diciembre asumió un nuevo presidente…¿Y?
Hasta acá, teníamos un dato y otro que ocurrieron en simultáneo: en el último día de presidencia de Cristina Fernández de Kirchner, se dispararon las búsquedas de Juncal y Uruguay. En estadística, esto no alcanza para definir causalidad. Es decir, el hecho de que dos cosas ocurran en paralelo no implica que estén relacionadas. Si no fuera así, podríamos afirmar que, como en verano aumenta el consumo de helado y de gente que se ahoga, cuantos más helados consume la gente, más gente se ahoga, y exigir que se suspenda la venta de helados. ¡Esto podría llevar a una conclusión tan errónea como denunciar por asesinato a Frigor!

Bien. ¿Tendrían que ver estos dos factores?
Screen Shot 2015-12-18 at 15.31.42 copy
De golpe, el cliente tuvo un momento Eureka y preguntó: «¿dónde queda el departamento de Cristina?». Lo investigamos y descubrimos lo siguiente:
Juncal y Uruguay
Ahora sí, con seguridad, pudimos terminar la consultoría con una conclusión clara: el 9 de diciembre, el departamento «Juncal & Uruguay» recibió un pico de visitas derivado de un aumento de búsquedas de «Juncal y Uruguay» en los motores de búsqueda. Este aumento temporal se debió a la gente que se dispuso a buscar en internet el departamento de la ciudad en el que vivirá Cristina Fernández de Kirchner al final de su mandato el día 10 de diciembre. Ahora sí, y con seguridad, podemos decir que encontramos la causa y afirmar que no fue magia.